La Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez debuta el 5 de octubre con el primer Diplomado DevOps Management en Chile, un perfil de formación profesional de alta demanda en diversas empresas que trabajan con metodologías ágiles y que requieren un líder que vele por la continuidad entre el desarrollo de software y la operación.

En respuesta a las nuevas demandas de profesionales responsables de liderar innovaciones tecnológicas desde su fabricación hasta su operación, el nuevo perfil de ingeniero DevOps se consolida como uno de los cargos más requeridos en todo tipo de industrias. Esto motivó a la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez (FIC UAI) a crear el primer Diplomado DevOps Management de Chile.

Los métodos ágiles que gran parte de las empresas utilizan para el desarrollo de productos y campañas disruptivas en la industria, es decir, que desconocen sus resultados e impacto, exigen nuevas habilidades técnicas y de liderazgo de parte de los recursos humanos que asumen este desafío. Este paso desde el “Development” (desarrollo) del software al “Operations” (operación) supone una serie de riesgos graves que podrían suceder.

Así surge el ingeniero DevOps, el profesional encargado de garantizar una intervención continua desde el desarrollo del software hasta la operación. El DevOps interviene desde la arquitectura y el desarrollo del software, velando para que las pruebas sean exitosas, por tanto, tiene conocimientos en programación, pero también en testeo de código y operación.

mundo ingenieros“Las organizaciones requieren un responsable para liderar los cambios desde el desarrollo hasta la producción. Esta metodología es la nueva tendencia de manera transversal en todas las industrias, desde la banca hasta la minería; y claramente involucra obstáculos propios de cada protocolo y normativa; siendo un perfil de cargo muy escaso en nuestro país y, de hecho, importado desde otros mercados pioneros como son Estados Unidos, Europa e India”, explicó Rafael Cereceda, director del Diplomado DevOps Management y académico de Ingeniería UAI.

Antes, el modelo tradicional contemplaba células de desarrollo de manera manual, externalizando el desarrollo de software para luego, a través de otras empresas de QA (Quality Assurance), aseguramiento de la calidad del software, y luego se le entregaba a una unidad de mantención dentro de la organización, responsable finalmente de la operación; un modelo más innovador es el de Spotify, que involucra equipos internos de desarrollo y operación, responsable de todo el ciclo de producción y su mantención.

Si bien anteriormente las empresas aplicaban un modelo de producción en cascada, que con ayuda de un proveedor externo se desarrollaban nuevas funcionalidades en diversos plazos, sin posibilidad de cambios intermedios; hoy en cambio, el modelo de desarrollo ágil, tiene una visión a favor de los cambios en vivo, siendo el cliente parte del desarrollo del software y promoviendo la versatilidad de la plataforma. Ello también permite que cada cambio y funcionalidad vaya entrando en producción de forma progresiva, sin esperar un solo debut tecnológico.

Cereceda asegura que la demanda de ingenieros DevOps es cada vez mayor. Se estima que el déficit de capital humano especializado en desarrollo de software es de 70 mil personas al año en Chile y un millón al año en Estados Unidos. De acuerdo a una reciente publicación de CISION PR Newswire, añade el académico: “En promedio se proyecta que el mercado global de DevOps estimado en US$6 mil millones en el año 2020, alcance los US$17.8 millones hacia el 2026. DevOps ha evolucionado rápidamente desde un enfoque de nicho hasta convertirse en un elemento indispensable de la estrategia TI empresarial, contribuyendo con la entrega de soluciones de calidad de una manera rápida y confiable”.

A los beneficios de DevOps, se agrega el concepto de despliegue continuo, que permite que la fase de producción no requiera una validación humana, sino que sea totalmente automatizadas. Gracias a este tipo de despliegue, los desarrolladores pueden ver su trabajo funcionando en el corto plazo, aunque requiere un mayor esfuerzo en buenas prácticas y procesos automatizados.

El Diplomado en DevOps Management UAI está dirigido a profesionales que forman parte de un equipo DevOps o trabajen en una empresa que quiera adoptar estos modelos de organización del trabajo: líderes de departamentos de Tecnologías de la Información o de proyectos tecnológicos, emprendedores y gerentes a cargo de proyectos de transformación, eficiencia y automatización. Los postulantes deben tener conocimientos básicos en programación y experiencia en la industria del desarrollo de software, equipos Scrum o de desarrollo. El programa tiene una duración de 120 horas, con una metodología híbrida (remota y presencial), comenzando en octubre y finalizando en marzo de 2022.

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

También te puede interesar

DevOps Management: el nuevo protagonista de las metodologías ágiles

La Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez debuta el 5 de octubre con el primer Diplomado DevOps Management en Chile, un perfil de formación profesional de alta demanda en diversas empresas que trabajan con metodologías ágiles y que requieren un líder que vele por la continuidad entre el desarrollo de software

Leer artículo »

Licitación eléctrica: el problema de fijarse solo en los precios

Columna del ingeniero civil electrónico Marcos Crutchik NorambuenaInvestigador del Centro de Desarrollo Energético Antofagasta de la Universidad de Antofagasta En los últimos días fueron informados a la opinión pública los resultados de la licitación destinada a garantizar el suministro de energía eléctrica para los usuarios domiciliarios (clientes regulados) por los próximos 15 años. Una primera

Leer artículo »

Ingenieros y arquitectos del sur de Chile levantan los edificios más sustentables

Durante la tercera versión del Premio CES 2021, fueron reconocidas las edificaciones con mejores puntajes en las categorías Certificado y Precertificado. En un país altamente vulnerable al cambio climático, que requiere incorporar estrategias de sustentabilidad en sus edificaciones, la Certificación Edificio Sustentable (CES) reconoce anualmente a edificios que las han incorporado, para destacar las mejores

Leer artículo »