Apoyar el proceso de formación de los estudiantes y acercar la innovación a los procesos productivos es la meta de los socios de la Corporación Chilena de la Madera (Corma) y la Facultad de Ingeniería de la Universidad del BÍO-BÍO (UBB), tras concretar la firma de un convenio de colaboración por cinco años.

El acuerdo contó con la participación del decano de la Facultad de Ingeniería UBB, Francisco Ramis; el presidente de Corma Biobío y Ñuble, Alejandro Casagrande; el vicepresidente del Departamento de Aserraderos y Remanufactura Corma, Rodrigo Inostroza; representantes de pymes madereras y estudiantes.

La idea es que los estudiantes tengan la posibilidad de realizar prácticas profesionales en plantas madereras y puedan aplicar su mirada innovadora, para dar respuesta a brechas tecnológicas o aportar sus conocimientos para mejorar procesos productivos y marketing, aplicando soluciones concretas acordes con la realidad de cada pyme.

«Este acuerdo es una excelente herramienta para crear un horizonte a futuro. Como gremio y como sector forestal tenemos mucho que aportar en la formación de los profesionales que dentro de pocos años formarán parte del mercado laboral. Es un desafío que hemos escuchado y recogido desde el sector privado», sostuvo el presidente de Corma Biobío y Ñuble, Alejandro Casagrande.

En la misma línea, el decano de la Facultad de Ingeniería de la UBB, Francisco Ramis, valoró la vinculación de los estudiantes con la problemática que tiene la industria, para aportar su talento al desarrollo de soluciones. «El sector industrial forestal es la principal industria de la región y evidentemente nosotros tenemos que seguir trabajando con ellos», dijo.

Antonio Mardones, alumno de Ingeniería en Ejecución y Computación en Informática UBB, realizó su práctica profesional en CM Maderera, donde hizo un diagnóstico y una propuesta de mejora a una problemática de la empresa. Ahora, durante el periodo de su tesis, desarrollará una aplicación web que integrará las áreas de clientes, proveedores, inventario y producción.

El estudiante explicó que la empresa trabajaba con muchas plantillas Excel, lo que tomaba mucho tiempo a la hora de controlar. «Por ejemplo, hacer un inventario se demoraba dos días y no sabían bien si estaba actualizado, y a la hora de hacer una orden de trabajo de un cliente, a veces faltaban recursos. La aplicación que desarrollaré buscará reducir los tiempos de espera de la planificación y mantener todo más controlado», detalló.

Ejemplos cómo éste podrán repetirse gracias al convenio de colaboración entre ambas instituciones que incluye también el desarrollo de actividades de educación a distancia, académicas y de investigación, el perfeccionamiento para los docentes y la organización de seminarios y talleres. 

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

También te puede interesar

Nueva pupila artificial leerá información superando al ojo humano en velocidad

Ingenieros y físicos del Instituto Milenio de Investigación en Óptica (MIRO) encabezaron la investigación publicada en la revista científica del Institute of Electrical and Electronics Engineer (IEEE Access). Una pupila artificial capaz de ver secuencias de información equivalentes a décadas, en segundos o minutos, es la mejor forma de describir el hallazgo de un microcircuito

Leer artículo »

Chile, capital mundial de la madera

Por Juan José Ugarte, presidente CORMA y Chairman WCTE CHILE 2021. Chile ha sido un país precursor en la construcción en madera. Hace más un siglo ya contábamos con edificios de seis pisos de altura con estructuras de madera (Sewell, Región de O’Higgins), y en el último tiempo, impulsados por los desafíos de la sustentabilidad

Leer artículo »